¿CÓMO DISTINGUIR ENTRE UN COACH PROFESIONAL Y UNO FALSO?

Actualizado: 21 de jun de 2018

UN COACH PROFESIONAL HACE PREGUNTAS PODEROSAS A SUS CLIENTES; LOS ESCUCHA CON PACIENCIA Y ALIENTA A FIN DE QUE DECLAREN ACCIONES QUE LES SAQUEN DE SU ZONA CÓMODA.


La práctica del coaching se está posicionando como el método de moda para que los directores y gerentes de empresas logren sus objetivos de forma eficaz y profesional sin descuidar su equilibrio personal.

Debido a ello –y al mismo tiempo–, ha crecido el número de pseudocoaches que ofertan sus servicios queriendo aprovecharse de ese boom.



¿CÓMO DISTINGUIR A UN COACH PROFESIONAL DE ESTOS USURPADORES?

A continuación, les comparto las seis señales inequívocas para identificar a un auténtico coach y hacer una buena elección al momento de contratarlo.

1. Un coach profesional puede explicar a sus clientes la diferencia entre consultoría, capacitación, terapia, mentoraje y coaching porque distingue claramente lo que éste es y no es.

Los pseudocoaches combinan esas funciones al momento de ofrecer sus servicios y terminan haciendo una mezcolanza entre consultoría, capacitación, coaching y terapia. Esto confunde a los clientes privándolos del verdadero valor y propósito del coaching profesional.


¿CUAL ES EL VALOR Y VERDADERO PROPÓSITO DEL COACHING PROFESIONAL?

Para empezar, se define al coaching profesional como el arte y la ciencia de acompañar a las personas a alcanzar metas substanciales de carácter personal o profesional, logrando que descubran su sabiduría y capacidad implíci- tas, las cuales de otro modo podrían pasar desapercibidas.


El propósito de esta metodología es despertar los talen- tos, así como la creatividad y potencialidad inherentes en los clientes, para que éstos generen sus propias soluciones, respuestas, aprendizajes, planes y estrategias.


El valor del coaching profesional radica en que –por ahora– es la única metodología a disposición de las perso- nas para despertar su potencialidad dormida y descubrir tanto sus fortalezas como capacidades, a fin de recuperar la confianza en sí mismas y transmitirla en sus acciones.


El propósito del coaching profesional es que las personas consigan resultados extraordinarios y rompan su de- pendencia a la transferencia de consejos, soluciones o conocimientos que pudieran necesitar de alguien más para conquistar el éxito en sus vidas.

Todo esto se pierde cuando un falso coach no tiene claro cuál es el verdadero valor y el propósito del coaching.



2. Al indagar las necesidades de su cliente, un coach profesional le clarifica lo que es y lo que No es el coaching

Si el coach profesional descubre que lo que su cliente necesita es un servicio de consultoría, capacitación, terapia o mentoraje, le aclarará sus expectativas señalándole las diferencias y le recomendará acudir a los profesionales de la especialidad según lo que requiera.



3. Un coach profesional proyecta su credibilidad comprobando de forma sólida su preparación y respectivas credenciales ante sus clientes.

En nuestro país se ha desatado una ola de cursos, talleres y entrenamientos en coaching que ofrecen la posibilidad de formarle a uno como coach en unos cuantos días o en un fin de semana.

Para ser un verdadero profesional, una persona requiere al menos entre 18 y 24 meses de sólida preparación en un programa aprobado o acreditado por alguna organización internacional de prestigio como la International Coach Federation (ICF). De este modo, se verifica que cumpla con los estándares en la parte conceptual y reúna la cantidad de horas de práctica necesarias para lograr cubrir los requisitos que le permitirán obtener una credencial como coach profesional. Si desea prepararse como tal y conocer alguno de los programas aprobados o acreditados disponibles en México, puede consultar el sitio www.icfmexico.net.


4. El coach profesional genera un espacio de confianza promoviendo y respetando la confidencialidad de sus clientes.


Aun en casos en los que el coach haya sido contra- tado con el patrocinio de la empresa o por el jefe, el verdadero profesional no podrá revelar a nadie las conversaciones que sostenga con el cliente, a menos que éste lo autorice.



5. El coach profesional honra el código de ética, así como los deseos del cliente.

El coach profesional cuida que no exista un conflicto de intereses y no se involucra sentimental o sexual-mente con sus clientes.

De igual manera, ayuda a sus clientes a identificar o re-confirmar lo que éstos desean, al definir sus indicadores de éxito y explorar la importancia de ellos.

Además, guía a los clientes para que éstos establezcan los temas que necesitan tocar o resolver a fin de alcanzar sus objetivos, dirigiendo la conversación hacia estos resultados.




6. Un coach profesional logra que el cliente lleve la mayor parte de la conversación durante las sesiones.


Como podrá apreciar, hay una gran diferencia entre trabajar con un coach profesional y con un pseudocoach. Si desea los servicios de un profesional del coaching, visite el sitio de la International Coach Federation (https:// coachfederation.org), la organización más importante en cuanto a coaching y con mayor presencia mundial, en donde encontrará la oferta más gran- de de coaches profesionales que viven en México y cuentan con una credencial vigente, además de experiencia.

Estos profesionales podrán adaptarse a sus necesidades, brindándole el máximo valor de retorno a su in- versión para que reciba los beneficios del verdadero coaching.



Francisco Nasta

Autor:

Lic. Francisco Nasta V.

Coach PCC y MCC (en trámite)

CEO y Fundador de Ontology Training de México.




#coachprofesional #excelenciaencoaching #credibilidadencoaching #coachconfiable #coachICF


156 vistas

© 2018 Ontology Training de México Derechos Reservados.

  • Facebook Clean
  • YouTube - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Twitter Clean